Salud, Vida sana

El verano y la alimentación (II)

25 junio, 2015
verano-y-alimentacion

Desde Mírate al Espejo no abandonamos el tema que más nos está ocupando en los últimos días: la llegada del verano. Concretamente nos gustaría continuar ofreciéndoos algunas recomendaciones para cuidar lo que comemos durante esta época de tanto calor, ya que es relativamente más sencillo que podamos sufrir algún pequeño problema de salud.

Uno de los mejores consejos de alimentación que podemos seguir durante el verano será el de adaptar completamente lo que comemos a esta época del año. Además, será muy importante vigilar a personas mayores, dependientes, niños pequeños o lactantes, puesto que el riesgo de deshidratación es muchísimo mayor en ellos.

Es por eso que no solamente tendremos que preocuparnos de beber abundantes líquidos durante el verano, sino también adoptar una dieta que nos permita minimizar la pérdida de los mismos.

Recomendaciones para personas mayores

Si somos mayores, o tenemos alguno a nuestro cargo, tenemos que estar alerta y beber (o conseguir que beban) el equivalente a 8 vasos de agua, algo menos de un litro. Aunque lo ideal siempre sería superar los 10, llegando a 13 o 14. Es básico llevar esto a cabo aunque no se tenga sensación de sed, puesto que en edades avanzadas se puede llegar a perder la capacidad para sentir esta necesidad.

verano-y-alimentacionSi resultase molesto o incómodo beber tanta agua, siempre podremos diversificar el aporte de líquidos y variar con infusiones, gazpachos, zumos de frutas o algún tipo de sopa fría. Otro importante consejo de alimentación durante el verano será el de no tomar alimentos excesivamente fríos, ya que puede atenuar la sensación de sed.

Por último, en el caso de que una persona mayor sufriera aumentos de la temperatura corporal, hemos de tratar de compensarlos mediante una correcta hidratación. Para ello, deberemos añadir medio litro de agua a la rutina diaria.

Cuidados para los niños y niñas pequeños

Otro grupo de edad con el que tendremos que tener una alta vigilancia es con los más pequeños de la casa. Será básico que les ofrezcamos de beber a todas horas del día, dándoles agua fresca en un biberón o en un vaso apropiado para su edad. Ten esto siempre en mente y llévalo a cabo antes de que manifiesten sed.

Además, durante las noches de verano es muy habitual que se despierten por el calor. En estos momentos también deberemos proveerles de líquido para que puedan bajar la temperatura.

verano-y-alimentacionLas verduras y legumbres verdes también pueden jugar un papel muy importante. Multiplica su presencia en sus dietas, ya que les aportarán unos notables índices de líquidos. En último lugar, los yogures, siempre que no sean intolerantes a la lactosa, también darán buenos resultados.

Como podrás comprobar, los consejos de alimentación durante el verano, tanto para niños y niñas pequeños como para personas mayores, son unas pequeñas directrices, muy sencillas de cumplir. Si no las pasamos por alto y somos estrictos en su puesta a punto, no tiene por qué existir ningún riesgo de padecer problemas de deshidratación, máximo riesgo durante las épocas de calor.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR