Vida sana

Un verano en el campo y en la sierra

30 junio, 2015
Un verano en el campo y en la sierra

Nueva entrega en Mírate al Espejo sobre cómo afrontar el verano de la forma más saludable y menos peligrosa para nuestro salud. En el anterior post os hablamos sobre cómo pasar estos meses en zonas costeras. En cambio, no podemos olvidar que una buena parte de la población prefiere y disfruta sus vacaciones en la montaña o en el campo. ¿Qué precauciones tenemos que tener en esta ocasión?

Cuando decidimos pasar un verano en contacto con la naturaleza, la primera premisa que tenemos que tener siempre en mente es la de acampar únicamente en los lugares autorizados. Se trata de una medida de seguridad de primer nivel, puesto que estaremos dentro de una zona acotada, localizados y a salvo de peligros como pueden ser las crecidas de los ríos.

Hemos de ser muy cuidadosos al elegir nuestra zona de acampada en el campo o en la sierra. Es realmente aconsejable que nos instalemos lejos de cualquier tipo de colmena o avispero. De esta manera, no sufriremos el ataque o la molesta presencia de abejas o avispas.

Ten cuidado con las picaduras de mosquitos y otros insectos

Ten cuidado con las picaduras de mosquitos y otros insectos

En este tipo de verano estaremos en contacto constante con la naturaleza. Esto implica, entre otras cosas, que existirá la posibilidad de cruzarnos con todo tipo de animales salvajes, como roedores o lagartijas. Para evitarnos sustos, durante el día, siempre que no estemos en nuestra tienda, deberemos cerrarla, impidiendo su paso.

Pese a ello, es altamente recomendable que revisemos nuestra tienda todas las noches antes de acostarnos. Lo mismo deberemos hacer por las mañanas con nuestro calzado. Es la única manera de ahorrarnos un buen susto para empezar la jornada.

Tampoco es nada aconsejable que pasemos la mayor parte del día en nuestra tienda de campaña, sobre todo en las horas centrales del día cuando el calor sea más sofocante. Lo mejor será buscar una buena sombra donde poder descansar tranquilamente.

Además, como te hemos mencionado anteriormente, hemos de ser precavidos con cualquier avispero o colmena que nos pudiéramos encontrar. Del mismo modo, no hay que olvidarse que estamos disfrutando de un verano en la naturaleza, por lo que debajo de cualquier piedra puede ser que residan un buen número de insectos o incluso algún reptil pequeño.

Cuidar el entorno

No podemos olvidarnos que el campo y la sierra son parajes naturales, limpios, libres de suciedad. Hemos de ser cuidadosos en mantener nuestro entorno igual de limpio que cuando llegamos. Por eso, no debemos arrojar ningún tipo de basura, sino utilizar los contenedores que se encuentren en nuestra zona de acampada. Si hacemos marchas o excursiones, hemos de llevar con nosotros nuestros desperdicios hasta encontrar un punto seguro donde dejarlos.

Un verano en el campo y en la sierraDel mismo modo que tenemos que extremar las precauciones cuando utilicemos el camping-gas o barbacoas. Tenemos que alejarlos de arbustos y árboles, evitando que los niños pequeños se acerquen demasiado. Tampoco deberemos dejar a su alcance productos como las pastillas de encendido (son muy tóxicas) o tijeras y cuchillos.

Para terminar, a la hora de darnos un baño en ríos o lagos en el campo y la sierra, debemos hacerlo en zonas que no entrañen ningún tipo de peligro para nosotros. Recuerda que al salir, debes protegerte con una camiseta para no evitar picaduras de cualquier tipo de insecto.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR