Corporal, Estética, Salud

Varices: Causas y factores de riesgo

20 julio, 2015
Varices

Se trata de un problema que afecta tanto a hombres como mujeres (aunque no en la misma proporción). Se trata de la insuficiencia venosa periférica, más popularmente conocida como varices. Básicamente estamos hablando de unas dilataciones que tienen lugar en las venas y que, por diferentes motivos, no cumplen su cometido de forma correcta, acumulándose la sangre en esas zonas.

Habitualmente, las varices aparecen en las piernas, siendo las más frecuentes. Se estima que alrededor de un 15% de la población las puede llegar a padecer, aumentando este porcentaje con la edad o también dependiendo del sexo, puesto que las mujeres son más sensibles a este inconveniente.

Como decimos, aunque las varices de las piernas son las más habituales, también pueden aparecer en otras zonas, como por ejemplo el esófago, dando lugar a lo que se conoce como varices esofágicas, en la región testicular (varicocele) o bien en la zona anal, recibiendo el nombre de hemorroide.

El embarazo aumenta la probabilidad de sufrir varices

El embarazo aumenta la probabilidad de sufrir varices

La causa de la aparición de las varices es un mal funcionamiento de lo que se conoce como retorno venoso, que no es otra cosa que la vuelta de la sangre al corazón a través de las venas una vez que se han irrigado los tejidos.

Lógicamente, por culpa de la posición del ser humano (de pie), la sangre tiene que ascender por las piernas, luchando contra la gravedad. Para evitar que tenga lugar algún retroceso, las venas cuentan con unas válvulas que lo impiden. Cuando éstas no pueden cumplir su misión, la sangre se acumula, aumentando considerablemente la presión y dilatando estos vasos sanguíneos, formando nudos y alterándose tanto las paredes como los tejidos de alrededor.

Factores de riesgo

Existen ciertas situaciones que pueden provocar la aparición de varices en las piernas o en otros lugares de nuestro organismo. Estos factores nos predisponen a sufrir este inconveniente, lo que nos puede hacer más sensibles a padecerlo o a sus consecuencias.

Por ejemplo, pasar largos ratos de pie aumentará notablemente la presión de la columna venosa y dificultará el ascenso de la sangre hasta el corazón. Es por eso que debemos preocuparnos en descansar cada cierto tiempo, facilitando este regreso.

La falta de ejercicio también aumentará las opciones de sufrir este problema

La falta de ejercicio también aumentará las opciones de sufrir este problema

Un factor que influye decisivamente en la aparición de varices es la herencia genética. Por desgracia, si nuestros ascendentes familiares sufrían de este problema, es muy factible que nosotros terminemos por desarrollarlo con el paso de los años. En esta misma línea, una predisposición constitucional del tejido conectivo también podría facilitar la aparición de estos inconvenientes.

Como ya hemos mencionado anteriormente, la edad y el sexo pueden ser otros factores que aumenten la probabilidad de padecer varices. Del mismo modo, se ha podido comprobar que la obesidad multiplica por dos las opciones de que se presente este problema.

Por último, existen situaciones en las que estas dilataciones pueden aparecer con mayor facilidad, como puede ser el embarazo, el estreñimiento, la retención de líquidos por culpa de la ingesta de anticonceptivos o la falta de actividad física.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR