Cabello

¿Usas el champú adecuado?

6 junio, 2016
champu cabello seco

¿Cómo saber si necesitas usar un champú para cabello seco? ¿En qué casos va a ser necesario recurrir a uno para cabellos grasos y en cuáles lo más recomendable será apostar por un anti-caída? En Mírate al Espejo repasamos algunos consejos para hacer la elección acertada y usar siempre el champú que te permita disfrutar de una melena sana y brillante.

Obviamente, la cualidad inapelable que debemos buscar en un champú es que limpie el pelo. Una vez que esa función higiénica esté cubierta, podemos empezar a buscar otras cosas. El principal componente de este tipo de productos es el agua. La fórmula se complementa con los tensioactivos, sustancias que disuelven la grasa y la suciedad del cabello. Suelen llevan algún ingrediente para facilitar el desenredado o neutralizar las cargas electrostáticas como polímeros catiónicos. Llevan además perfumes atractivos ya que, según diversos estudios de mercado, es algo que los consumidores valoramos mucho. Otras sustancias son las que llevan por ejemplo los champús para cabellos teñidos: filtros ultravioletas además de tensioactivos menos agresivos para no dañar el color. En cambio, un champú para cabello seco llevará más cantidad de aceites como el argán o el de jojoba para revitalizar y ayudar al cabello quebradizo. Algunos de estos aceites se pueden usar de forma independiente tanto el seco como con el cabello húmedo.

champu hidratante

Los champús que buscan facilitar el alisado posterior incorporan por ejemplo siliconas y emolientes. Para que todos estos componentes hagan el efecto esperado hemos de respetar las pautas de aplicación e incluso a veces incrementar el tiempo que se nos indica en el envase. Es decir, puede que dejar una mascarilla sólo 3 minutos no sea suficiente, por lo que dejarla actuar unos cuantos minutos más puede ser mucho más efectivo. Muchas personas están apostando ya por productos menos agresivos para el cabello. Aquellos que preserven al máximo la protección natural grasa que tiene la cutícula. Hablamos por ejemplo de los champús sin sulfatos. Estos son componentes que eliminan de forma efectiva la suciedad, pero que a la vez pueden resecar el cabello y el cuero cabelludo. Esto implica que después puede ser necesario complementar con algún otro producto que aporte hidratación. ¿Conclusión? Que puede que lo mejor sea usar de antemano un champú sin sulfatos.champu para cabello seco

Hablábamos antes de las siliconas. Se trata principalmente de las dimeticonas, las ciclometiconas y las polisiloxanos. Además de en un champú hidratante, las podemos encontrar en aceites y otros productos que facilitan el peinado como geles y cremas. Lo malo es que estas siliconas no son biodegradables y, en consecuencia, su impacto medioambiental es alto. En consecuencia, la cosmética natural y orgánica no los incluye entre sus ingredientes. Otra de las desventajas de las siliconas es que, aunque en un principio acondicionan y suavizan, pueden hacer que el cabello se ensucie más rápidamente. Por eso, cada vez más firmas de cosméticos ofrecen productos sin siliconas. Para facilitar las cosas por ejemplo a la hora de viajar, algunas marcas ofrecen incluso champús en pastilla. Además de evitar el odioso accidente de que el bote se nos abra dentro de la maleta, no tendremos que facturarlo.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR