Deportes

TRX, el entrenamiento en suspensión

20 mayo, 2015
TRX, el entrenamiento en suspensión

En los últimos tiempos se ha puesto de moda una nueva modalidad de entrenamiento que está causando furor desde su llegada a nuestro país. Estamos hablando del TRX. Su nacimiento, como la mayoría de rutinas físicas establecidas, tuvo lugar en Estados Unidos, dentro del grupo de operaciones especiales Navy SEAL.

Esta modalidad deportiva se basa principalmente en la utilización del propio peso corporal para mejorar la musculatura y la resistencia de los participantes. Su invención fue obra del soldado Randy Hetrick, desarrollándolo para que sus compañeros pudieran entrenarse incluso en espacios reducidos o con muy poco material. De hecho, consiguió crearlo utilizando únicamente un cinturón de paracaídas y algunas herramientas que tenía a mano.

En el TRX sólo utilizaremos nuestro propio peso corporal

En el TRX sólo utilizaremos nuestro propio peso corporal

Con el paso del tiempo, tanto Hetrick como sus compañeros fueron puliendo las técnicas de este entrenamiento en suspensión, de manera que se pudieran trabajar todos los grupos musculares del cuerpo. Poco a poco, este ejercicio anaeróbico fue extendiéndose a otros cuarteles militares y, desde ahí, a la población civil, donde fue acogido con gran interés, sobre todo en los gimnasios.

Pero, ¿para qué sirve el TRX? Estamos ante un entrenamiento que puede ser una buena opción para aquellos que buscan un ejercicio de potencia muscular, pero también para aquellos que prefieren un trabajo combinado de fuerza y aeróbicos.

Una de las principales ventajas de esta modalidad es que no requiere una gran forma física previa, ya que existen diferentes niveles con sesiones exclusivamente diseñadas para cada uno. Lo que sí será recomendable es practicarlos siempre bajo la supervisión de un profesional que nos pueda aconsejar y guiar en esta práctica.

Beneficios del TRX

Por suerte para todos nosotros, este entrenamiento en suspensión tiene grandes beneficios y muy pocas (casi ninguna) contraindicación. Entre las ventajas más destacables nos encontramos con que, aunque está diseñado para trabajar la fuerza muscular, se trata de un ejercicio muchísimo más completo que el levantamiento de pesas, consiguiendo una mejoría notable también en la coordinación, la flexibilidad o la movilidad.

TRX, el entrenamiento en suspensiónEntre las principales zonas de nuestra anatomía que se verán favorecidas, nos encontramos con los brazos, las piernas y el core (parte central del cuerpo), además de un gran provecho en abdominales, pecho, glúteos y lumbares. Por lo tanto, este ejercicio estará muy indicado para aquellas personas que presentan ciertos problemas de espalda o lumbalgias.

Otro de los beneficios del TRX es que nos obligará a trabajar lo que se conoce como músculos estabilizadores (o fijadores), los que nos permiten mantener una postura correcta en medio del entrenamiento. Todo esto provoca que el riesgo a sufrir todo tipo de lesiones durante una rutina normal sea notablemente inferior a otros ejercicios de fuerza de repetición (pesas).

Otro de los beneficios más importantes del TRX es que, pese a que no se trata de un deporte aeróbico, nos ayudará a adelgazar y perder peso debido al trabajo con diferentes grupos musculares, propiciando un aumento en su tamaño y una mayor frecuencia cardiaca. Esto conlleva la necesidad de consumir más energía y, por lo tanto, calorías. Sin embargo, si la pérdida de peso es nuestro único objetivo, sería conveniente buscar otro tipo de entrenamiento.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR