Salud, Vida sana

¿Cómo debemos tomar el sol durante el verano?

23 junio, 2015
tomar sol verano

En Mírate al Espejo nos hemos propuesto que este año disfrutéis del verano de la forma más saludable y segura, sin correr ningún tipo de riesgo por culpa de las altas temperaturas o de las radiaciones solares. ¡Así que presta atención y toma nota!

Una de las actividades más típicas de esta época es tomar el sol, ya sea en la playa, en la piscina o en parques y montañas. De hecho, aunque no nos guste demasiado y no lo practiquemos activamente, lo ciertos es que seguiremos expuestos a los rayos durante todo el día. Únicamente encerrarnos en casa y no salir nos permitirá escapar por completo, y no parece el plan más apetecible.

Recuerda echar con frecuencia crema solar

Recuerda echar con frecuencia crema solar

Como decimos, durante el verano es muy habitual pasar varias horas de exposición frente al sol. Es por ello que tenemos que tener una precaución máxima en proteger nuestra piel, ya que si nos descuidamos podemos llegar a padecer problemas, no sólo a corto plazo, sino también dentro de unos años. Esto implica desde quemaduras, irritaciones, eritemas o, en el peor de los casos, el temido cáncer de piel.

Pese a los posibles riesgos, no hemos de cogerle miedo a tomar el sol. Eso sí, siempre y cuando lo hagamos con moderación, de forma progresiva y guardando cierta cautela. Por ejemplo, es mucho más conveniente hacerlo mientras paseamos que no tumbarnos en una toalla a tostarnos. De la misma manera, recuerda que las horas centrales del día son las más peligrosas para nuestra piel.

Otra de las precauciones con el sol que tenemos que guardar casi a rajatabla es la de evitar las exposiciones prolongadas. Trata de descansar, por lo menos, cada dos horas, resguardándote un poco a la sombra o poniéndote ropa para tapar tu piel.

Recuerda proteger siempre la piel de los niños pequeños

Recuerda proteger siempre la piel de los niños pequeños

Además, y esto ya lo tienes que saber, para  tomar el sol de una forma responsable es indispensable usar crema protectora. El factor dependerá de varios condicionantes, como nuestro tipo de piel o nuestro tono de moreno. Consulta con un especialista si tienes alguna duda. La mejor forma de aplicarla será hacerlo media hora antes de la exposición solar, renovando la capa cada dos horas.

Mucha gente no lo tiene en cuenta, pero cuando estamos en la playa, la arena o el agua hacen que los rayos solares se reflejen, multiplicando sus efectos sobre la piel (y también los peligros). De la misma manera, en la montaña, la nieve o la altitud también provocan que el riesgo de quemaduras sea mucho mayor.

Con ciertas precauciones, el sol no será un enemigo para nuestra piel

Con ciertas precauciones, el sol no será un enemigo para nuestra piel

Ten también muy presente que en el caso de tener niños pequeños, deberemos guardar muchas más precauciones con el sol. De hecho, a los menores de tres años es recomendable limitarles la exposición solar al máximo, procurando que beban agua con regularidad y lleven siempre una camiseta fina y fresca junto con una gorra o sombrero.

Ten presente que puede darse el caso en el que nuestra piel se queme pese a haber guardado todas estas precauciones con el sol. En ese caso, será bueno refrescarnos con compresas de agua fría en las zonas quemadas y mantener una hidratación abundante.

En último lugar, si la quemadura fuera muy extensa, acude a un centro de salud, evitando tocar la zona o pinchar las ampollas si las hubiera.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR