Vida sana

Recomendaciones y beneficios de una sauna en casa

18 mayo, 2015
Recomendaciones y beneficios de una sauna en casa

Tener una sauna en casa puede ser una opción que nos resulte realmente beneficiosa, siempre y cuando sepamos cómo usarla para nuestro provecho. Son pocas pero existen cierto tipo de reglas que tenemos que conocer para disfrutar de todas las ventajas tanto en salud como en bienestar. Por eso, desde Mírate al Espejo vamos a acercarte unas útiles recomendaciones.

Aunque pueda parecernos sorprendente, muchas personas no utilizan de forma correcta la sauna, por lo que puede llegar a ser posible que se corra algún riesgo. El objetivo de este post será también prevenir estos pequeños fallos. No en vano, no tenemos que olvidar que estaremos dentro de un espacio que se encontrará a una temperatura extrema. Por ejemplo, nunca debemos de tomar más de dos sesiones en un mismo día, teniendo que ser bastante cortas si vamos a repetir. Además, más de tres a la semana está totalmente desaconsejado.

Recomendaciones y beneficios de una sauna en casaUno de los principales consejos de uso de una sauna que tendremos que cumplir es el de ducharnos antes de entrar en ella. Es obligatorio entrar con la piel mojada y limpia y, a poder ser, utilizaremos agua templada.

Ya en el interior tendremos que sentarnos en los bancos inferiores, esperando alrededor de 10 o 15 minutos y comprobando que empezamos a sudar por el intenso calor al que estaremos expuestos. Una vez que hayamos cumplido ese tiempo (nunca más), saldremos y nos volveremos a duchar, en esta ocasión con agua fría.

Cuando hayamos terminado, volveremos al interior de nuestra sauna. Ahora, procederemos a tumbarnos en el banco superior, relajándonos durante 10 minutos y volviendo a ducharnos con agua fría al salir. Si somos habituales, podremos volver a entrar durante un máximo de 5 minutos. En esta ocasión, al salir, podremos utilizar una manopla exfoliante para retirar todas las impurezas, células muertas y sudor mientras estamos bajo la ducha.

Entre los consejos de uso de una sauna que no podemos olvidar, nos encontramos con que será realmente importante que nos abriguemos al terminar, hidratándonos poco a poco con agua o alguna bebida isotónica. Tenemos que tener presente que no deberemos realizar ejercicio físico al terminar, ya que nuestra tensión se encontrará especialmente baja.

Disponer de una sauna en casa nos va a ayudar a disponer de un eficiente método para eliminar todo tipo de toxinas, así como aumentar las defensas de nuestro organismo. En este sentido, comprobaremos cómo nuestros poros se abren con facilidad, eliminado toda la suciedad de nuestro cuerpo, como el alcohol o la nicotina. Es habitual que en este proceso también nos deshagamos de minerales importantes, por eso es conveniente tomar una bebida isotónica que los reponga.

Recomendaciones y beneficios de una sauna en casaNo podemos pasar por alto que esta opción está considerada como un desestresante de primer nivel, ayudando a combatir eficazmente el estrés y permitiéndonos conciliar el sueño de una forma muchísimo más sencilla.

Además, al contar con una sauna en casa podremos mejorar nuestro funcionamiento cardiovascular, ya que dentro de ella nuestros vasos obligan a bombear al corazón con mucha más fuerza para mantener la presión sanguínea. Por esta razón, sería conveniente que la temperatura interior nunca fuera superior a los 65 grados.

En último lugar, si sufrimos problemas de artritis o de celulitis, comprobaremos que, poco a poco, irán progresando de una forma positiva.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR