Salud

¿Qué es el glaucoma?

11 marzo, 2016
Untitled design (4)

¿Qué supone padecer glaucoma en el ojo? ¿Qué tratamientos existen y qué factores influyen en la aparición de esta patología oftalmológica? Aprovechando que el 12 de marzo se celebra el Día Mundial del Glaucoma, en Mírate al Espejo respondemos a todas estas cuestiones.

Estamos hablando de una enfermedad que puede terminar en ceguera. Otras afecciones que pueden provocar lo mismo son la retinopatía diabética y la degeneración macular asociada a la edad. Los últimos estudios han revelado que la causa del glaucoma no es siempre una presión intraocular alta. No obstante, las personas que superan los 50 años o que tengan antecedentes familiares deben extremar las precauciones sometiéndose a exámenes periódicos.

glaucoma en el ojo

Si tienes más de 50 años y antecedentes familiares de glaucoma, los exámenes periódicos son básicos.

Existen diferentes tipos de glaucoma. El más habitual (90% de los casos) es el  glaucoma crónico de ángulo abierto. Cuando el líquido que nutre las estructuras de la cámara anterior del ojo (humor acuoso) se evacua con dificultad es cuando comienza a desencadenarse el problema. Los síntomas no son perceptibles al principio pero pasado un tiempo se elevará la presión dentro del ojo (intraocular) y se acabará por dañar la cabeza del nervio óptico. Esto último es lo que provoca lo que se conoce como “visión de túnel”. Esta situación se produce cuando se ve bien lo que está en el centro del campo visual, pero lo de los bordes se vuelve borroso. En otras palabras, se va deteriorando la visión periférica. Lo malo es que la persona no suele notarlo hasta que el glaucoma en el ojo ha avanzado ya bastante.

Recuerda que es esta reducción del campo visual provocada por el glaucoma es irreversible. Por eso es tan importante hacerse revisiones oculares periódicas sobre todo si tenemos familiares directos que hayan padecido la enfermedad.

El examen incluye las siguientes pruebas:

  • Tonometría: mide la presión intraocular
  • Oftalmoscopia: examina el fondo de ojo y la cabeza del nervio óptico.
  • Campimetría: mide el campo visual y la pérdida de visión periférica.
glaucoma en el ojo

El glaucoma produce lo que se conoce como “visión de túnel”.

Como decimos, los factores genéticos influyen en las posibilidades de padecer glaucoma. También son más propensas las personas mayores de 50 años, las que hayan sufrido heridas o traumatismos en el ojo, las que tengan una miopía elevada o las que padezcan diabetes. Recuerda que tener una presión intraocular por encima de 21 no te convierte en una persona más propensa a sufrir glaucoma. De hecho, un 20% de las personas afectadas tiene una presión intraocular por debajo del límite establecido como normal. Y no sólo eso, sino que el 70% de las personas con presión intraocular alta nunca desarrollarán la enfermedad. Terminamos con el tratamiento para el glaucoma. A día de hoy existen varios medicamentos para tratarlo. Suelen tener la finalidad de reducir la presión intraocular y evitar daños en el nervio óptico. Por ejemplo, las gotas oftálmicas ayudan a los líquidos del ojo a drenar mejor o disminuyen la cantidad de líquido que se produce. Los fármacos se clasifican según su ingrediente activo. Los efectos secundarios pueden ir desde sentir ardor o punzadas al aplicar las gotas, hasta sentir fatiga, dolor de cabeza, somnolencia, boca seca y sequedad nasal.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR