Salud

Los peligros de la automedicación

19 mayo, 2016
Untitled design (2)

El número de personas que toma antibióticos sin las correspondientes recetas médicas es preocupante. De hecho, el último barómetro sanitario 2015 constata que uno de cada cinco españoles, es decir, un 18’8% de la población, asegura tomar antibióticos por su cuenta sin que se los prescriba un médico. En Mírate al Espejo nos hemos querido hacer eco de estas cifras para recordarte los peligros de la automedicación.

Este barómetro, realizado por el Ministerio de Sanidad y el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), sitúa a España como uno de los países de Europa donde más antibióticos se consumen. De hecho, al año en el Sistema Nacional de Salud (SNS) se prescriben más de 31 millones de envases. Como suele ocurrir en estos casos, hay diferencias notorias entre comunidades autónomas. Por ejemplo, en 2014 en Castilla –La Mancha y Baleares consumió antibióticos sin las correspondientes recetas médicas un 21’3% y un 22’4% de la población respectivamente. En el otro extremo nos encontramos con Navarra y Aragón, donde el porcentaje baja hasta un 5’2% y un 7’1%.

recetas médicas

Aunque es lógico que en ocasiones sea necesario recurrir a estos medicamentos, casi el 20% de las personas encuestadas para el barómetro sanitario 2015 reconocen tomarlos por su cuenta. Un abuso que es mayor en Baleares y en Andalucía, donde uno de cada tres usuarios lo hace sin que se lo prescriba su médico. Le siguen Extremadura y Aragón, País Vasco, Castilla-La Mancha y Galicia. La encuesta también constata que el abuso es mayor en hombres (23,2%) que en mujeres (14%) y entre la población de menos edad. Por ejemplo, en la franja de 18 a 24 años la automedicación alcanza un 32,3% mientras que sólo un 8’3% de los encuestados mayores de 65 años reconoce tomar antibióticos por su cuenta.
medicamentos sin receta
A la vista de estos datos no nos cansaremos de repetirte que tomar medicamentos sin receta entraña serios riesgos para la salud. La automedicación supone tomar medicamentos sin un diagnóstico, una prescripción y por supuesto sin supervisión del tratamiento por parte del facultativo. Muchas personas los toman siguiendo los consejos de gente sin cualificar. Ten en cuenta que lo que puede servir a una persona puede ser contraproducente para otra. Cada una tiene unas determinadas características que el médico valora a la hora de determinar el tratamiento más adecuado. Tratamiento que puede diferir notablemente entre una persona y otra aunque los síntomas parezcan ser los mismos. Por supuesto, para las mujeres embarazadas es aún más peligrosa la automedicación teniendo en cuenta que hay fármacos fácilmente absorbibles por la placenta y que pueden provocar serios daños al feto.

Aunque no lo sepas, la automedicación puede provocar sintomatologías propias de la alergia como dolor de cabeza, somnolencias, nauseas, diarreas o urticaria. En el caso de los antibióticos tomados sin prescripción médica, el peligro radica en que se fortalecen las cepas víricas. Por supuesto, tomar medicamentos por iniciativa propia puede ser efectivo es el caso de que se trate de síntomas menores como puede ser el dolor de cabeza, la fiebre o la acidez de estómago. Aun así, son productos que han de tomarse por un tiempo limitado. Dicho de otra forma, que no requieran receta no significa que se puedan tomar sin control o durante un periodo excesivo.

 

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR