Salud

Mantén sano tu corazón

14 marzo, 2016
Untitled design (2)

Este lunes 14 de marzo se celebra el Día Europeo de Prevención del Riesgo Cardiovascular. En Mírate al Espejo queremos sumarnos a esta conmemoración con un post en el que repasamos los factores de riesgo de las patologías cardiovasculares, su grado de incidencia y la necesidad de promover ciertas pautas para prevenirlas.

Comenzamos con un dato relevador: la Fundación Española del Corazón (FEC) nos recuerda que el 80% de estas enfermedades se podrían prevenir con unos hábitos de vida saludables. Ten cuenta que, en los países desarrollados, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte y discapacidad a partir de cierta edad. Es fundamental implementar una serie de hábitos que mejoren nuestra calidad de vida. Obviamente, tenemos que mantener una alimentación cardiosaludable. Una dieta con frutas, verduras, hortalizas, pescado, aceite de oliva, carnes magras, cereales y lácteos desnatados. Por descontado, la sal, los azúcares y el alcohol sólo en pocas cantidades. Además de la alimentación, es básico el tema del ejercicio físico. Caminar 30 minutos cada día nos aportará grandes beneficios ayudándonos a prevenir las patologías cardiovasculares.

patologias cardiovasculares

Tenemos que mantener una alimentación cardiosaludable con frutas, verduras, pescado o carnes magras.

Obviamente, el tabaco ha de quedar fuera de nuestra vida. Los componentes del cigarrillo multiplican el riesgo de sufrir ataques cardíacos o cerebrales. Cuidado también con el sobrepeso. Si nuestro Indice de Masa Corporal (IMC) es mayor de 25 kg/m² estamos hablando de sobrepeso. Por encima de 30 kg/m², de obesidad. Tenemos también que vigilar la grasa acumulada en el abdomen. El perímetro abdominal a nivel del ombligo ha de estar por debajo de 88 cm en las mujeres y por debajo de 102 cm en los hombres. Atención también a la tensión arterial. En una persona sana ha de situarse por debajo de 140/90 mmHg. Las personas que hayan sufrido ya alteraciones cardiovasculares, cerebrovasculares, renales o que tengan diabetes tienen que mantenerla por debajo de 130/80 mmHg. En estas personas, los controles y medidas preventivas han de ser continuos.

patologias cardiovasculares

El tabaco multiplica el riesgo de sufrir ataques cardíacos o cerebrales.

Pasamos ahora a los niveles de colesterol y glucosa en sangre. Para mantenerlos dentro de unos límites saludables hemos de llevar una alimentación sana y equilibrada y hacer ejercicio regular. En todo caso, es básico que conozcamos nuestro riesgo cardiovascular para ser conscientes del estilo de vida que tenemos que mantener.  Además de someternos a un examen físico cada cierto tiempo, tenemos que tener en cuenta nuestros antecedentes familiares. Influyen también otros factores como el estrés y la ansiedad. Siguiendo con los factores de riesgo, el mes pasado el British Medical Journal publicada un informe en el que se hace mención a un nuevo factor de riesgo en lo relativo a las enfermedades coronarias. Se trata de las inequidades sociales. Según una investigación de la Universidad de Rotterdam, estas suponen 700.000 muertes al año en Europa y el 20% del gasto sanitario. En el documento se insiste en que no se trata de que las personas más pobres tengan más riesgo cardiovascular, sino que las que viven en una sociedad con grandes diferencias entre clases sociales tienen más probabilidades de sufrir algún evento coronario en algún momento de su vida. En el estudio leemos también cuáles son los principales factores de riesgo entre las clases sociales más desfavorecidas. Se trata del tabaco entre los hombres y del colesterol elevado entre las mujeres. Los autores del estudio insisten en que las campañas de prevención de las enfermedades cardiovasculares no tienen tanto alcance entre las clases bajas de la población. Además, la práctica de ejercicio físico regular o el consumo de alimentos saludables no son cuestiones que estén al alcance de todos. En esta línea, otro estudio, en este caso de la American Heart Association sostiene que reduciendo un 10% el precio de frutas y verduras y aumentando en la misma proporción el de alimentos azucarados se podría reducir considerablemente la incidencia de estas patologías.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR