Salud

La lucha contra el cáncer infantil

15 febrero, 2016
Untitled design (6)

Hoy, 15 de febrero, se celebra el día de lucha contra el cáncer infantil. Todos los años desde 2001 se conmemora este día como una fecha clave a la hora de concienciar y sensibilizar a la población. También a la hora de reivindicar la importancia de la detección precoz y del acceso a un tratamiento adecuado. Cada año en España se diagnostican 1.100 nuevos casos de cáncer pediátrico aunque la tase de supervivencia ha aumentado hasta el 75% en los últimos años.

Hay muchos síntomas que nos deben alertar de que un niño puede estar enfermo. La anemia sumada a un exceso de hematomas y sangrados; dolores de cabeza; alteraciones del sueño y de conducta; fiebre prolongada; hinchazón; fatiga; pérdida de peso; estrabismo; dolor articular; sudoración excesiva o pequeños bultos en el cuello o en las ingles. La lucha contra el cáncer infantil pasa inevitablemente por la necesidad de hacer un diagnóstico precoz. La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) recuerda que a veces los síntomas anteriores se confunden con dolencias infantiles comunes.  Ahí debemos ser tremendamente cuidadosos teniendo en cuenta que, durante la infancia, el cáncer se extiende con mucha rapidez.

lucha contra el cáncer

En el caso de la leucemia, todo comienza con problemas en la médula ósea del niño. La enfermedad consiste en que la médula ósea produce glóbulos blancos anormales (células blásticas leucémicas). Estas se acumulan y van desplazando a las células normales. Esta situación puede provocar problemas en el transporte del oxígeno a los tejidos, en la curación de las infecciones o en el control de las hemorragias. Existen varios tipos de leucemia: leucemia mieloide aguda, leucemia mieloide crónica y leucemia linfocítica aguda. Uno de los tratamientos contra la leucemia es el trasplante de médula ósea. Convertirse en donante es muy sencillo y nos da la posibilidad de, llegado el caso, salvar la vida de una persona.

En las últimas décadas, gracias a importantes avances científicos, la supervivencia prologada ha crecido exponencialmente. No obstante, acarrea importantes secuelas físicas, psíquicas y sociales. Una persona superviviente de un cáncer pediátrico será más propensa a sufrir problemas de salud crónicos en la edad adulta como hipertensión, diabetes o enfermedades renales. En la jerga médica se los conoce como efectos tardíos del cáncer en la infancia. Hacer un seguimiento de estas personas una vez que superan la enfermedad es básico. Se trata, entre todas cosas, de observar su entorno, si sus padres fuman o si están en contacto con sustancias químicas entre otros factores.

lucha contra el cáncer

A pesar de que sigue siendo la principal causa de muerte en los niños de los países desarrollados, se han dado muchos pasos tanto en técnicas diagnósticas como en tratamientos. Según el Registro Nacional de Tumores Infantiles (RNTI) el 30% de los casos son leucemias, el 13% linfomas y el 22% tumores de sistema nervioso central. También se constata una predominancia masculina con un 57% de casos registrados en niños y 43% en niñas. La supervivencia de niños diagnosticados a los de 5 años es del 75%. Teniendo en cuenta que el tratamiento es un proceso agresivo tanto para los niños con cáncer como para sus familias, el apoyo es fundamental. Se trata de minimizar las alteraciones emocionales y hacer todo lo posible para que la enfermedad afecte lo mínimo al desarrollo del niño. En esta línea y con motivo del día contra el cáncer infantil, la Fundación Juegaterapia ha presentado una campaña para concienciar de la importancia de la risa en el tratamiento de estos niños y niñas.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR