Vida sana

¿Cómo es un desayuno saludable?

16 septiembre, 2015
Cómo es un desayuno saludable

Muchas personas confunden perder peso con comer menos. Este error, de base, es lo que hay que corregir en nuestra dieta si lo que queremos es librarnos de unos kilos de más. Para adelgazar hay que comer a menudo y en las cantidades adecuadas. Pero eso sí, siempre sano y uno de los momentos más importantes de todo el día será el desayuno, al que no solemos hacerle demasiado caso.

Reconozcámoslo, el desayuno lo solemos hacer deprisa y corriendo, en muchos casos sin pensar qué clase de alimentos ingerimos o la cantidad. Normalmente nos hacemos una tostada, tomamos un café o un zumo o un bol de cereales. No está mal, pero ni es lo más aconsejable ni lo más saludable.

Lo primero que tenemos que procurar para perder peso y a la vez gozar de un desayuno saludable es que no sea “ácido”. ¿Qué quiere decir esto? Básicamente que no lleve frituras, demasiado azúcar o cafeína. Si el café es fundamental para ti para “despertarte” no hay problema. Prueba a tomar una manzana o pásate al té blanco y verás que consigues el mismo efecto pero de una manera mucho menos agresiva para nuestro cuerpo y nuestro estómago.

Las nueces cuentan con grasas saludables para nuestro organismo

Las nueces cuentan con grasas saludables para nuestro organismo

Tampoco será bueno que mezclemos dulce y salado, hábito bastante normal en el desayuno. Así, mucha gente come un sándwich y un trozo de fruta. Error.

Lo mejor en este caso será comer solamente la fruta y, si crees que necesitas algo más, deja pasar unos 20 minutos entre ella y el resto del desayuno. De esta manera permitirás que los azúcares se digieran más rápidamente y se conviertan en un aporte rápido de energía.

Una regla que mucha gente quiere perder peso no entiende: añade carbohidratos a tu desayuno. Sí, todos sabemos que son los “culpables” de que no perdamos ni un kilo. O eso nos han dicho. Lo que no nos cuentan es que serán fundamentales para nuestro cuerpo y que la falta de ellos puede suponer un hábito muy poco saludable.

Al concentrar los carbohidratos en el desayuno, lo que haremos es proporcionar energía a nuestro cuerpo para el resto del día. Así, ya no será tan necesaria su presencia en la comida y mucho menos en la cena.

Lo que haremos para perder peso rápido es elegir correctamente qué carbohidratos son los que necesitamos. Evitaremos las pastas, patatas y arroces y los cambiaremos por cereales integrales. Además, es bueno que nuestro desayuno cuente con avena, cebada o quinoa.

Del mismo modo, también necesitaremos proteínas y grasas. ¡Espera un momento! ¿Grasas? Correcto. El consumo de grasas es importante para que nuestro organismo pueda llevar a cabo todo tipo de actividades, como las intelectuales. Pero cuidado, no te vayas a equivocar. Lo que haremos será elegir las correctas, como las que encontraremos en las nueces o en el aceite de oliva.

Evita en la medida de lo posible la cafeína en el desayuno

Evita en la medida de lo posible la cafeína en el desayuno

En último lugar, hidrátate bien. Procura que a tu cuerpo le lleguen los líquidos necesarios para efectuar todas sus labores. Mucha gente no lo considera necesario, pero el agua es importante también en el desayuno y, lógicamente, para perder peso rápido.

Para cerrar este post, un apunte final: siéntate para desayunar. Tómate tu tiempo y disfruta el momento. Hacerlo deprisa sólo provocará una concentración de los alimentos. Y recuerda que masticar bien es fundamental para la digestión, ya que crearemos mucha más saliva.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR