Corporal, Salud

Cuidados para tu piercing

18 septiembre, 2015
Precauciones al hacerte un piercing

El hecho de llevar un piercing ya no es nada novedoso en nuestro país, sobre todo entre la gente joven. Los años en los que era algo sorprendente han pasado y ya nadie queda impresionado por esto. Sin embargo, el hecho que sea muy común no quita para que no debamos ser precavidos con la higiene de nuestro pendiente.

De hecho, la inmensa mayoría de las complicaciones aparece por una deficiencia en la higiene de la zona donde se encuentra la perforación. Por eso, hemos de tener la conciencia de que la limpieza diaria y adecuada es la única manera de evitar problemas, sobre todo hasta que el orificio haya cicatrizado del todo.

Por suerte para nosotros, los cuidados higiénicos para un piercing serán los mismos casi para cualquier lado, exceptuando zonas delicadas como puede ser la boca o la lengua.

Precauciones al hacerte un piercingLos pasos a seguir se deben repetir dos veces al día y comprenden el lavarse bien las manos antes de manipular nuestro piercing, humedecer la piel de alrededor con un bastoncillo para ablandar las posibles costras que se pudieran haber formado. Es importante no arrancarlas cuando están secas, ya que podríamos provocar una infección.

En tercer lugar, lavaremos la zona con un jabón neutro y la aclararemos con agua abundante, asegurándonos que no queda rastro alguno. Tras esto, rociaremos el orificio con suero fisiológico, especialmente en su interior. Para terminar, tenemos que secar la zona de la perforación con la ayuda de una gasa esterilizada. No se podrá utilizar ni toallas, ni algodones ni gasas.

Por su parte, los piercings en la lengua o en la boca requerirán una limpieza bucal profunda y exhaustiva varias veces al día con enjuague antibacteriano y sin alcohol, esmerándonos siempre después de cada comida.

El periodo de cicatrización dependerá de cada zona, siendo lo más habitual alrededor de seis semanas. Durante esta época, es importante que no utilicemos ropas ceñidas o complementos que pudieran rozarlo o desgarrarlo.

Precauciones al hacerte un piercingEn segundo lugar, no deberemos bajo ningún concepto retirar el pendiente original hasta que este proceso haya finalizado. Si tenemos un piercing en la boca, no deberemos fumar ni beber alcohol, masticar chicle o tomar bebidas calientes durante los primeros días.

Tampoco deberemos aplicar agua oxigenada ni alcohol en el orificio de nuestro piercing en la nariz, oreja o ceja, ya que sólo conseguiríamos retrasar la cicatrización. En último lugar, el maquillaje tampoco está aconsejado, así como los baños en piscinas o en un spa.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR