Corporal

Cuidados postoperatorios tras un aumento de pecho

15 septiembre, 2015
Cuidados postoperatorios tras un aumento de pecho

El aumento de pecho es una intervención quirúrgica muy habitual en la medicina estética. Cada vez más mujeres desean cambiar la forma de su busto o solucionar algún pequeño problema. Aunque las técnicas se han actualizado y los materiales utilizados son cada vez más modernos, es preciso saber qué cuidados postoperatorios hemos de cumplir.

Lo primero que tenemos que saber es que estamos ante una de las cirugías en las que los cuidados tras la intervención son más importantes, incluyendo pequeños masajes en los senos que evitarán que la cápsula del implante se haga más pequeña.

Tras un aumento de pecho, el cuerpo médico nos colocará unos drenajes que deberemos llevar entre 24 y 72 horas, siempre dependiendo de cómo haya sido el procedimiento y del nivel de sangrado de cada paciente. Ten presente que el tratamiento a seguir siempre será indicado por el especialista, debiéndolo cumplir escrupulosamente.

Cuidados postoperatorios tras un aumento de pechoEl segundo cuidado tiene que ver con las suturas, que serán retiradas a partir del séptimo día, dejando a la vista unas pequeñas cicatrices, donde colocaremos unos esparadrapos antialérgicos durante un mínimo de tres semanas.

El vendaje compresivo que se coloca habitualmente nos permitirá no sufrir excesivos dolores en la zona durante los primeros días. Es muy común que a partir del segundo nos sea retirado, aunque hay casos en los que se deja hasta una semana después.

En último lugar, y para terminar esta primera fase, al paciente se le será colocado un sujetador especial una vez que se le haya retirado el vendaje compresivo. Deberemos utilizar esta ayuda durante no menos de tres semanas, tanto de día como para dormir por la noche, pudiendo quitarlo únicamente para ducharnos o para llevar a cabo la higiene personal.

Cuando nos sometemos a un aumento de pecho es muy normal sufrir ciertas molestias en nuestro día a día. Por ejemplo, no has de preocuparte si sientes dolor en la zona del esternón o de las costillas, justo por debajo de los pechos. De la misma forma que padecer incomodidad en los senos es del todo habitual.

También se ha comprobado que las pacientes suelen sufrir un pequeño aumento de la temperatura corporal en las siguientes 48 horas a la intervención, o que se sufran pequeños episodios de sangrado y secreción a través de las cicatrices, sobre todo en los dos primeros días. Tampoco nos preocuparemos por la presencia de un edema en el pecho, ya que irá desapareciendo de forma progresiva con el paso de las semanas y de los meses.

Para asegurarnos que la recuperación va por el mejor de los caminos es importante que no mojemos nuestros pechos mientras tengamos puesto el vendaje. Una vez que sea retirado, podremos ducharnos normalmente peros siempre con agua tibia y lavando las heridas de forma muy suave y dejándolas secar al aire.

Cuidados postoperatorios tras un aumento de pechoTambién resultará fundamental para la recuperación dormir y descansar boca arriba, con la cabeza levantada y evitando posiciones laterales. O mantener los brazos cerca del cuerpo, evitando levantar objetos o realizar actividad física.

Tampoco podremos conducir en las primeras dos semanas o tomar el sol durante no menos de seis, para evitar el calor en la zona. ¿Lo más importante? Masajear los pechos a partir de las 48 horas del procedimiento para obtener los mejores resultados con las menores molestias.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR