Deportes

Consejos para elegir un entrenador personal

19 octubre, 2015
Entrenador personal Madrid

Contar con un entrenador personal en Madrid, Barcelona o cualquier otra ciudad es una buena manera de conseguir una mejoría en nuestro rendimiento físico que repercuta en nuestro cuerpo. Estos preparadores se están convirtiendo en profesionales muy codiciados en los últimos tiempos gracias a todos los beneficios que nos aportan.

En Mírate Al Espejo ya dedicamos un artículo a hablaros sobre los beneficios de contar con un instructor personal. Sin embargo, en esta ocasión nos gustaría aprovechar las siguientes líneas para explicaros algunas pautas interesantes para escoger al monitor más adecuado.

Lo primero que tenemos que tener claro es que un entrenador personal en Madrid o en cualquier otro sitio es un profesional preparado y cualificado. Pero eso no quiere decir que lo sepa absolutamente todo. El cuerpo humano es muy amplio, por lo que es imposible dominar todos sus aspectos al completo. Así, estos preparadores pueden darte algunos consejos de nutrición, pero no deberían prescribirte ninguna dieta. Pueden explorarte alguna articulación dolorida, pero no podrán tratártela. En vez de ello, si realmente necesitas ayuda, lo que hará es aconsejarte que vayas a un nutricionista, a un fisioterapeuta o a cualquier especialista que necesites.

Entre los requisitos que debemos exigir a un preparador personal, el más importante siempre será que esté perfectamente cualificado y preparado en las ciencias de la actividad física y del deporte.

Entrenador personal MadridContar con un entrenador personal en Madrid, Barcelona o cualquier otra ciudad es la mejor forma de lograr nuestros objetivos físicos y de salud de una forma adecuada, con progresos constantes, sin olvidar los beneficios más “universales”, como pueden ser el descenso de nuestra frecuencia cardiaca en reposo, disminuir los niveles de colesterol LDL y el porcentaje de grasa, así como la ganancia de músculo. También notaremos mejoría en aspectos como la fuerza, flexibilidad, resistencia y velocidad.

Para dar con el entrenador personal más conveniente, hemos de fijarnos en un aspecto que puede que nos eche para atrás, pero que terminaremos valorando: la sinceridad. Un buen preparador podrá decirnos si nuestros objetivos son realistas o alcanzables, así como el tiempo que tardaremos en lograrlos. Un profesional que te diga que puedes conseguirlo todo fácilmente, seguramente te esté mintiendo.

Apuesta por aquellos instructores que “compartan tu carga”, es decir, que prediquen con el ejemplo. Alguien que nos dé consejos de alimentación y después no los cumpla, perderá credibilidad.

Entrenador personal MadridAdemás, un buen entrenador personal es capaz de ofrecernos un plan de entrenamiento totalmente personalizado y no una tabla general que podría adaptarse a cualquier persona. Estos profesionales han de ser capaces de ofrecernos rutinas específicas para nuestros objetivos, como potenciar la fuerza, la flexibilidad o la pérdida de grasa.

En último lugar, escapa de todos aquellos monitores que te vendan las ventajas de productos o pastillas mágicas para alcanzar tus metas. Un verdadero profesional no necesita ayudas para conseguir que sus clientes progresen en su estado físico. De la misma manera, recuerda que los entrenadores han de cumplir con una estricta confidencialidad sobre todo lo que tenga que ver con las sesiones.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR