Estética

¿Necesitas un blanqueamiento dental?

14 marzo, 2016
Untitled design (4)

Los problemas de coloración en los dientes afectan a muchas personas ocasionándoles, entre otras cosas, problemas de autoestima. En los centros odontológicos como la Clinica Roder puedes someterte a un tratamiento blanqueador para recuperar, hasta cierto punto, el color original de los dientes.

Antes de nada, queremos responder a una pregunta: ¿por qué amarillean los dientes aún siendo estrictos con la higiene bucodental? La verdad es que, aunque seamos fieles al cepillo y al enjuague bucal, si abusamos de determinadas bebidas carbonatadas y del tabaco estaremos ganando puntos para que nuestros dientes poco a poco cambien de tono. Ten en cuenta que, con el paso del tiempo, el esmalte dental se va desgastando. Hablamos de la parte más superficial del diente, en origen de un color blanco traslúcido. Esto provoca que poco a poco se vaya viendo más la dentina, la parte interna de las piezas y de color amarillento. Los especialistas como los de la Clinica Roder te insistirán en que los alimentos ácidos consumidos en exceso afectan al brillo natural de los dientes erosionando el esmalte y volviéndolo más poroso. Además del tabaco, también influye el exceso de flúor en la etapa de formación de los dientes y los microtraumatismos. Estos últimos fracturan el esmalte y dejan a la vista la dentina.

Clinica Roder

Un blanqueamiento es un tratamiento estético que nunca puede sustituir a la limpieza bucal.

Una vez que nos decidamos a someternos a un blanqueamiento dental, hemos de tener en cuenta una serie de cuestiones previas. Para saber si necesitamos o no optar por este tratamiento hemos de buscar el consejo de nuestro dentista. Estamos hablando de una de las especialidades odontológicas cuya demanda más ha aumentado en los últimos tiempos. Para poder acometer un blanqueamiento es necesario que disfrutes de una boca completamente sana. Es básico personalizar la técnica adaptándola a cada caso. No todas las personas necesitarán la misma concentración de producto ni el mismo tiempo de aplicación. Es elemental que el tono de blanco sea natural. Muchas personas incurren en lo que en odontología se conoce como “blancorexia”, es decir, en una obsesión por un diente demasiado blanco.

Clinica Roder

Tras el tratamiento, habrá que usar durante unos días una férula dental.

No te olvides en ningún caso de que estamos hablando de un tratamiento estético que nunca puede sustituir a una limpieza. Esta elimina bacterias, refuerza el esmalte y protege a los dientes; el blanqueamiento no. Lo normal es recurrir a una técnica mixta, combinando el peróxido de hidrógeno en alta concentración con  la aplicación de luz fría para activar el producto. Después, ya en casa, el paciente tendrá que seguir aplicando, con una férula dental, peróxido de carbamida dos horas al día durante dos semanas. Aunque es un tratamiento indoloro, sí se puede padecer mayor sensibilidad dental durante las horas posteriores. Además, los días siguientes al blanqueamiento lo mejor es evitar los alimentos que tinten los dientes. A las 72 horas hay que acudir al dentista para que evalúe el resultado del tratamiento. El efecto dura entre un año y medio y dos, aunque todo depende, claro está, de los hábitos de la persona tanto en lo relativo a la alimentación como a la higiene bucodental.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR