Vida sana

Beneficios de la avena en el desayuno

14 mayo, 2015
Beneficios de la avena en el desayuno

¿No te has preguntado por qué la mayoría de la gente que lleva una dieta baja en grasa o que practica deporte regularmente desayuna avena? En pocas palabras podríamos afirmar que su consumo diario ayuda de una manera decisiva a reducir los niveles del colesterol malo, así como regular los procesos digestivos y aportarnos una buena cantidad de fibra.

Este grano es, además, muy rico en proteínas, grasas insaturadas (buenas) y vitamina B. No en vano, estamos ante el cereal que mayor concentración de vitaminas y minerales presenta. Si solamente supiésemos estos datos, sería suficiente para fomentar y recomendar su consumo. Pero es que hay muchísimo más.

Aunque el siguiente post se centre en la avena como parte importante de nuestro desayuno, lo cierto es que se puede tomar en cualquier momento del día, tanto entre horas como en la comida o en la cena. Existen varias formas de consumo, siendo las más habituales en copos o en salvado. La única diferencia entre ambas será el proceso al que se somete el grano.

Beneficios de la avena en el desayunoSi podemos elegir el momento en el que tomarla, ¿por qué la mayoría de las personas decide hacerlo por las mañanas? En sencillo, entre las muchas propiedades de la avena, nos encontramos con una buena cantidad de carbohidratos que nos permitirán disponer de una fuente de energía inmediata para afrontar la jornada, evitando la sensación de cansancio producida por la bajada de glucosa y retardando al máximo la aparición del apetito.

Además, este cereal contiene una grandísima cantidad de vitaminas del tipo B, pero también del A, E y D. Junto a ellas, minerales tan importantes y necesarios para nuestro organismo como pueden ser el calcio, fundamental en la lucha contra la osteoporosis, o el hierro, ayudando en el transporte de oxígeno a los distintos tejidos de nuestro cuerpo. Pero también en zinc, importante en un buen desempeño de la insulina.

Entre los múltiples beneficios de la avena, tenemos que destacar que ayuda a regular el sistema digestivo. La razón principal para conseguirlo es la enorme cantidad fibra soluble que contiene. Esto nos evitará sufrir episodios de estreñimiento, facilitando el tránsito.

También es altamente destacable que su consumo de forma continuada y regular reduce los niveles de triglicéridos y colesterol malo de nuestra sangre. La explicación de esto reside en el ácido linoleico presente en este cereal, que impide que el colesterol pueda llegar hasta nuestro intestino. A su vez, la fibra se encargará de “barrer” los diferentes depósitos de grasa que se puedan ir acumulando en las paredes de las arterias.

Beneficios de la avena en el desayuno¿Sabías que la avena está muy indicada para aquellas personas que sufran diabetes? Su consumo regular ayudará a mantener bajos y estables los niveles de azúcar en nuestro organismo. Además, al ser un grano con grandes cantidades de proteínas, ayudará en la regeneración de los tejidos, favoreciendo el desarrollo de nuevos.

 Por último, también está comprobado que los fitoestrógenos y los lignanos que se encuentran en este cereal ayudan a disminuir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, como puede ser el de mama o próstata.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR